RESUMEN


La psicometría esta constituida por un conjunto de teorías y modelos estadísticos que tienen como objetivo la medición de variables psicológicas. Pero también es objetivo de la psicometría la validación de los instrumentos de medida, es decir, la psicometría se preocupa no solo de medir, sino también de cómo se mide. Así los criterios que debe cumplir un instrumento de medida psicológica para que su medida sea correcta, también forman parte de la psicometría. Este artículo se centra en la Teoría Clásica de los Test (TCT).

Alquile su plataforma elearning Platón

ARTÍCULO: ¿Que es la psicometría?


1. Introducción.
 
         En general el término psicometría hace referencia al conjunto de técnicas, métodos y teorías implicadas en la medición de variables psicológicas. Aunque hay otros enfoques también implicados en el estudio del las variables psicológicas y el comportamiento, lo característico de la psicometría es su énfasis y especialización en aquellas propiedades métricas exigibles a las mediciones psicológicas, independientemente del campo sustantivo de aplicación y de los instrumentos utilizados. Así, por ejemplo, la fiabilidad y la validez constituyen dos requisitos imprescindibles a cualquier evaluación psicológica.
 
         La temática psicométrica esta formada por cinco grandes bloques:
 
·         La teoría de la medición: comprende todo lo relativo a la fundamentación teórica de la medida.
·         Teoría de los tests: donde se explica la lógica y los modelos matemáticos que subyacen a la construcción de los tests.
·         Escalonamiento psicológico: aborda la problemática del escalonamiento de estímulos psicológicos.
·         Escalonamiento psicofísico: aborda la problemática del escalonamiento de estímulos físicos.
·         Técnicas multivariadas: junto con el resto de la estadística resulta imprescindible para la construcción y análisis de los instrumentos de medida.
 
Aquí nos centraremos en la teoría de los tests, y dentro de esta, en su enfoque clásico.
 
         A partir de los años 60 se populariza el termino psicología matemática para denominar los trabajos caracterizados por un acercamiento formalizado a los problemas psicológicos. De hecho, Thurstone         (1937) considera la psicología matemática y la psicometría como equivalentes.
 
1.1. Orígenes y desarrollo de la Teoría de los Tests.
 
         El nacimiento de la Teoría Clásica de los Tests se puede situar en los primeros trabajos de Spearman (1904 – 1907 – 1913) en los que se establecen los fundamentos de la Teoría Clásica de los Tests (TCT). El objetivo central era encontrar un modelo estadístico que fundamentase adecuadamente las puntuaciones en los tests y permitiera la estimación de los errores de medida asociado a todo proceso de medición. Este modelo asume que toda puntuación empírica (X) esta formada por dos componentes aditivos: la puntuación verdadera (v) y el error (e), por tanto:
 
X = V + e
 
         En 1968 el libro de Lord y Novick analiza toda la Teoría Clásica de los Tests, y de el parten nuevos enfoques, como los Modelos de Rasgo Latente, que abre una línea completamente nueva en la teoría de los tests, conocida como Teoría de Respuesta a los Ítems (TRI), y la Teoría de la Generalizabilidad (TG), aunque esta ultima es mas una ampliación del modelo clásico que una alternativa.
 
         La gran aportación de la Teoría de Respuesta a los Ítems (TRI) fue solucionar dos problemas importantes que mostraba la Teoría Clásica, que eran:
 
·         La medición de variables no eran independiente del instrumento utilizado. Es decir, como si variara la longitud de un objeto en función del tipo de regla con la que se media)
·         Las propiedades de los instrumentos (tests) dependían del tipo de sujetos utilizados para establecerlas. Es decir, la dificultad variaba en función del grado de conocimientos de los sujetos, lo que para uno era difícil para otro era fácil.
 
No obstante el enfoque de la TRI no ha logrado desbancar a la teoría clásica, ya que la sencillez de este modelo lineal tiene cabida donde la “maquinaria pesada” de la TRI no puede maniobrar con eficacia.
 
1.1.1. Nota histórica sobre los tests.
 
1.2. Modelo lineal clásico.
 
El modelo clásico asume que X = V + e, donde:
 
·         X. Es la puntuación empírica.
·         V. Es la puntuación verdadera.
·         e. Es el error de medida.
 
De las tres variables solo podemos conocer la puntuación empírica (X), la puntuación verdadera (V) y el error (e) serán estimadas.
 
Los supuestos básicos del modelo clásico son:
 
·         La puntuación verdadera (V) es igual a la esperanza matemática de la puntuación empírica (X).
·         No existe correlación entre las puntuaciones verdaderas y sus respectivos errores de medida.
·         Los errores de medida de los sujetos en un test no se correlacionaran con los errores cometidos en otro test similar.
 
Ninguno de estos supuestos es comprobable empíricamente de manera directa, por lo que se hacen deducciones para falsear o verificar dicho modelo.
 
Dos tests se consideran paralelos si miden la misma variable pero con diferentes ítems. Lord y Novick han desarrollado dos tipos de paralelismo:
 
·         Tests Tau Equivalentes: son aquellos en los que las puntuaciones verdaderas son iguales pero su varianza error no tiene el por que ser necesariamente igual.
·         Tests Esencialmente Tau Equivalentes: son aquellos en los que la puntuación verdadera de un sujeto es igual a la del otro sujeto mas una constante.
 
 
 
1.3. Deducciones inmediatas del modelo.
 
Las deducciones más representativas de la Teoría Clásica de los Tests (TCT) son:
 
·         El error de medida es la diferencia entre la puntuación empírica y la puntuación verdadera.
 
·         La esperanza matemática de los errores de medida es cero, luego son errores insesgados.
 
·         La media de las puntuaciones empíricas es igual a la media de las puntuaciones verdaderas.
 
·         Las puntuaciones verdaderas no covarían con los errores de medida.
 
·         La covarianza entre las puntuaciones empíricas y verdaderas es igual a la varianza de las verdaderas.
 
·         La covarianza entre las puntuaciones empíricas de dos tests es igual a la covarianza de las puntuaciones verdaderas.
 
·         La varianza de las puntuaciones empíricas es igual a la varianza de las puntuaciones verdaderas mas la varianza de los errores.
 
·         La correlación entre las puntuaciones empíricas y los errores es igual a cociente entre la desviación típica de los errores y la desviación típica de las puntuaciones empíricas.

 


REFERENCIAS

Jose Muñiz. Teoría Clásica de los Test. Editorial Piramide.

 

COMENTARIOS

Publica tu comentario sobre este artículo

 

SOBRE LA PUBLICACIÓN

¿El artículo ha sido revisado? NO

Sobre el autor